gallery/4b677d_efe45e77f9ae499093a8aa6004d9c769
t A L L E R   D E   L U T H E R I A 

 

F E L I P E  A H U M A DA  P É R E Z

 

 

 

“Maderas del sur, sonidos del valle” es un proyecto que ha sido financiado con fondos proporcionados por el Ministerio de la cultura, las artes y el patrimonio de la región del libertador Bernardo O’Higgins y ejecutado por el artesano luthier Felipe Ahumada Pérez.

 Uno de los propósitos que protege este trabajo es que el luthier pueda conocer y estrechar los vínculos con algunos cultores, cantores y folcloristas del valle central. Y aprovechar este acercamiento para rendir, desde su quehacer artesanal, un homenaje y reconocimiento a la trayectoria de estos cultores y cantores. Desde ahí surge el deseo de diseñar y construir instrumentos que se acomoden a las particularidades y necesidades que cada uno de estos cultores requiere para continuar aportando y perpetuando nuestro patrimonio cultural.  

Si bien ya existe un vínculo tácito e indisoluble entre lutheria y música, no siempre nos detenemos en el compromiso que conserva este vínculo. Un instrumento no sólo es la materia conductora entre habilidades manuales y musicales, sino también una herramienta que consolida el sello identitario que cada músico persigue y protege. 

Comprometido con esta convicción, el luthier Felipe ahumada Pérez extiende desde el sur de Chile hacia el valle central, cuatro instrumentos elaborados en su totalidad con la nobleza de las maderas nativas potenciando la identidad de nuestro territorio, y nuestra cultura.

Serán dos vihuelas un rabel y un guitarrón chileno. Los cuáles serán repartidos en distintas comunas de la región de O’Higgins, y quedarán al cuidado de cantores campesinos de larga trayectoria. Los beneficiarios directos de esta iniciativa serán: Don Ramiro Correa, Aida Correa, Juan Molina, Luis Carreño y Juan Carreño.

 

 

 

 

 

gallery/64728816_2337696756471001_7184314232651907072_n
gallery/img_3231

AIDA CORREA Y JUAN CORREA

HERMANOS CANTORES A LO DIVINO Y LO HUMANO

LAS CABRAS

VALLE DEL CACHAPOAL

 

Aida Amanda Correa. Cantora a lo poeta, tonadas cuecas y parabienes. Escribe décimas cuecas y tonadas. Canta desde niña ( 11 años) con su padre, su hermano y también canto muchos años con su tío segundo correa. 

 

Ramiro Ernesto Correa. Cantor a lo poeta ( a lo divino y a lo humano) escritor de décimas. Tonadas cuecas. Cantando siempre juntos yá sea el verso o el folklor , Ramiro canta desde los diez años y ejecutante de la guitarra traspuesta y por música.

 

LUIS CARREÑO

POETA CANTOR A LO DIVINO Y LO HUMANO

MACHALI

VALLE DEL CACHAPOAL

 

 

Luis Felipe Carreño Campos, hijo de padres de la zona de Navidad y Sewell, ambos poetas amigos de Óscar Castro, mezclando la sangre de mineros y profesores. Hay en Navidad vestigios de cantores a lo divino, ancestros de su padre Gustavo. De sus primos y hermanos mayores aprende a cultivar la música. Su primo René Carreño acompañó a Margot Loyola y fue el primer director del conjunto Palomar que fundara la maestra.

Luis Carreño aprendió a ejecutar la guitarra, el charango, instrumentos de viento integrando el grupo de proyección latinoamericano Trigo Nuevo por varios años. Pero en los años 80 conoce el canto a lo divino y humano, aprendiendo a ejecutar el guitarrón chileno y la guitarra traspuesta, integrando la AGENPOCH asociación de payadores de Chile. De Salvador Pérez Medina, “Salvita” aprende diversos toquíos y afinaciones de guitarra traspuesta, participando activamente en encuentros de payadores y canto a lo divino desde los años 90 a la fecha.

 JUAN MOLINA

  CANTOR A LO DIVINO Y LO HUMANO

  CODEGUA 

  VALLE DEL CACHAPOAL

 

 

Juan Molina comenzó cantando desde los 10 años, los que le enseñaron la esencia de la poesía popular y la guitarra fueron sus abuelos paternos y tíos, el guitarrón Chileno, lo aprendió de don francisco Astorga.

 ROBERTO CARREÑO

 CANTOR A LO DIVINO Y LO HUMANO

 PLACILLA

 VALLE DE COLCHAGUA

 

 

 

Roberto Antonio Carreño Arias, Placillano de la Provincia de Colchagua, hijo de Segundo Carreño y Eliana Arias , cantorazos oriundos de Panilonco y Tanumé cerca de Pichilemu. Antes de ir a la escuela ya compañaba a sus padres con la guitarra traspuesta por la orilla y cantaba el unico verso que se sabía, Hoy a sus 39 años logra dominar el guitarron chileno y varias entonaciones , crea versos para sus amistades siempre con un contenido claro y con un potente mensaje.

 

 

gallery/img_3196
gallery/img_3187
gallery/img_3171
gallery/img_3190
gallery/maderas del sur flyer digital final

 AGRADECIMIENTOS

 

A Silvia Diaz, mi compañera, autora intelectal de "Maderas del Sur, Sonidos del Valle".

Ariel Morales Severino, por sus Hermosos Diseños. 

A Doña Aida y Ramiro, por recibirnos en su casa en la llaveria debajo de un fresco arbol una tarde calurosa de febrero. por sus experiencias y su bello trabajo en el canto a lo poeta.

A Roberto Carreño por sus sinceras palabras y su compromiso con legar el conocimineto a nuevos Cantores.

A Don Juan Molina, por su talento en el instrumento y los ricos arandanos..

 A Don Luis Carreño, por su bella poesia.

A la familia que siempre estan presentes.

A los amigos y asistentes a la ceremonia.  

 

 

A todos muchas gracias.